¿Qué tipo de oficinas triunfan en la era digital?

09-08-2017

La película ‘El Becario’ (2015) protagonizada por Robert de Niro y Anne Hathaway se desarrolla en una oficina neoyorkina de una startup de venta de ropa online. Las instalaciones corresponden al interior reformado de  una antigua fábrica de guías telefónicas que difieren completamente con el concepto de oficina tradicional.

Mesas comunes en un espacio abierto, ausencia de armarios, poca decoración y muchos portátiles caracterizan el escenario de este filme. Pero este nuevo concepto de lugar de trabajo presente en la película no es nada disparatado ni se aleja en absoluto de la realidad, de hecho, representa el de muchas empresas nacidas en el seno de la era digital.

Y, lo cierto es que cada vez son más las empresas, sean startups o compañías consolidadas, que adoptan estos nuevos modelos de espacios de trabajo o workplaces. Estos cambios estructurales no se deben solo a una modernización arquitectónica por pura estética, su objetivo es mejorar la rutina de los propios empleados y transmitir la cultura empresarial.

¿Qué características cumplen los nuevos workplaces?

En primer lugar, la división del espacio en despachos individuales tendría a desaparecer. Cobran protagonismo los espacios abiertos, sin divisiones por rango ni por departamento. La idea reside en que sean espacios colaborativos y, que ante la necesidad de realizar actividades como reuniones, formaciones, entre otras, se cuente con espacios separados.

Asimismo, algunas propuestas cuentan con zonas de descanso para los empleados o salas de reunión con un mobiliario y una decoración propios de una casa o zona de recreo que aportan comodidad. Todo ello pensado para mejorar el bienestar del trabajador en la empresa, promover en este una mayor creatividad y productividad que lo hagan más eficiente.

Por otro lado, el formato papel morirá. La transformación digital apunta hacia lo “paper free”. Las oficinas apenas contarán con armarios ni archivadores hasta arriba de papeles sino que todo estará digitalizado. En este punto, adquiere gran protagonismo la digitalización de documentos  tales como contratos o facturas electrónicas con sus respectivas firmas digitales.

4 ejemplos de oficinas propias de la era digital

Google

El gigante de internet fue pionero en crear este concepto de oficina. Su sede original ‘Mountain View’ en California (EEUU) es un espacio tan amplio que los empleados utilizan bicicletas y scooters para ir de una zona a otra. Y, para el descanso de sus trabajadores cuenta con una bolera,  una pared de escalada y red de volley playa.

EY

Recientemente, la firma de servicios profesionales EY, antigua Ernst & Young, cambió sus oficinas de la Torre Picasso a la emblemática Torre Azca en Madrid. Esta oficina, creada bajo las premisas anteriormente mencionadas, carece de despachos porque se compone de espacios abiertos, los empleados no tienen un lugar fijo en el que sentarse y todos los papeles desaparecen al final de la jornada laboral.

Facebook

La oficina central de Facebook localizada en Palo Alto (California) fue diseñada según las propuestas de sus propios empleados. En la actualidad, estos workplaces cuentan con grandes espacios abiertos para trabajar y zonas de descanso tales como pista de patinaje.

Deliveroo

La sede principal de la aplicación de comida a domicilio cambió sus oficinas al comienzo del verano. En sus instalaciones actuales cuentan con un gimnasio, 27 salas de reuniones con el nombre de los alimentos favoritos de la compañía y una azotea con vistas al río Támesis.