La OIT aconseja la formación en nuevas tecnologías para el futuro laboral de Latinoamérica

05-10-2017

El pasado miércoles 4 de septiembre se celebró el “Encuentro con Educadores: los empleos del futuro” organizado por el Servicio Nacional de Adiestramiento en Trabajo Industrial (Senati) de Perú. A raíz de este foro, la Organización Internacional del Trabajo, OIT, presentó el documento El futuro de la formación profesional en América Latina y el Caribe.

Este informe, elaborado por la oficina para América Latina y el Caribe de la OIT y el Centro Interamericano para el Desarrollo del Conocimiento en la Formación Profesional (Cinterfor) de la misma OIT, destaca la necesidad de modernizar la formación profesional en Latinoamérica, aumentar su calidad y adaptarla a las nuevas demandas y tecnologías del mercado laboral.

La gestión del talento en Perú

En la actualidad, cerca del 30% de las empresas formales peruanas no encuentran trabajadores con la formación adecuada para los puestos ofertados, según la OIT. Mientras que otra encuesta realizada por Manpower señala que el 68% de las empresas consiguen cubrir sus vacantes pero con dificultades.

Por otro lado, los aspectos más demandados por las empresas son competencias técnicas y socioemocionales. Según la OIT esto de se debe a serios desajustes entre demanda y oferta, dado los altos niveles de desempleo y subempleo, principalmente entre los jóvenes.

Por este motivo, la OIT destacó la necesidad de “cerrar brechas y anticipar cambios que afectan tanto a quienes buscan un empleo como a las empresas interesadas en cubrir vacantes”, en este punto la formación y búsqueda de talentos es primordial.

Talento y nuevas tecnologías de cara al futuro

El hecho de estar viviendo la transformación digital, precedida por la imparable evolución tecnológica, no ha de ser vista con miedo o recelo, sino como una oportunidad para el desarrollo. Dentro de este contexto, fomentar el talento mediante la formación en tecnología resulta indispensable en estos momentos.

Además, el avance de las nuevas tecnologías de la información y la comunicación facilitan la formación a distancia. Por ello, aquellos ciudadanos peruanos que no tengan un fácil acceso a una educación especializada o de la calidad que requiere su futuro puesto de trabajo, pueden acceder a los contenidos en remoto.

En conclusión, resulta imprescindible formar tanto a los futuros trabajadores como a los actuales en las tareas requeridas en el mercado laboral peruano. Los nuevos talentos se convierten en las palancas de cambio que promueven la transformación y modernización del país.