El sector del derecho también aplica la Inteligencia Artificial

24-10-2017

Mientras unos miran con recelo los avances en inteligencia artificial y auguran un escenario apocalíptico o distópico plagado de robots que dejarán en desempleo a la mayor parte de la población o que se rebelarán contra la humanidad, otros apuestan por sumar a sus equipos inteligencias artificiales en sectores tan insospechados como el del derecho.

El pionero en esta iniciativa fue el bufete estadounidense Baker & Hostelter, quien hace un año fichó al que según sus creadores es “el primer abogado de inteligencia artificial del mundo”. Ross, desarrollado por Ross Inteligence tomando como referente a la IA Watson de IBM, es capaz de entender y responder preguntas en lenguaje natural, llegando a ofrecer hasta 1.000 respuestas.

Recientemente, la introducción de inteligencias artificiales en el mundo del derecho ha vuelto a ser noticia. Hace unos días se daba a conocer a Xiaofa, el nuevo ayudante de los tribunales de Beijing que, aunque tenga voz de niño, ofrece asesoramiento y orientación en un asunto tan serio como el cumplimiento de la ley.

Una inteligencia artificial para cada sector

El sector del derecho no ha sido el único que sorprende sumando a sus equipos la presencia robótica, cada vez son más los que incluyen entre sus filas a un humanoide.

Policía

En Dubai, el robot REEM, de fabricación española por la empresa PAL Robotics, ha sido programado para ayudar a la policía del Emirato en sus tareas habituales de identificación, vigilancia o recaudación de pruebas.

REEM, que viste el uniforme de la Policía de Dubái, tiene ocho horas de batería y habla nueve idiomas. Su implementación se ha realizado con la idea de sustituir bajas policiales por enfermedad o maternidad. REEM también permite a los ciudadanos realizar denuncias o gestionar multas a través de él.
Otro ejemplo de robot policía es el de Anbot, ayudante de seguridad en el aeropuerto de Shenzhen, en el sur de China.

El robot, que ha sido desarrollado por la Universidad Nacional China de Defensa Tecnológica de la ciudad de Changsha, ha sido programado para aliviar la carga de trabajo de los policías aeroportuarios.

Museos

Alda es el primer robot humanoide que ha llegado a España y lo ha hecho para ser guía de los visitantes del Museo Elder de la ciencia y la tecnología localizado en Las Palmas de Gran Canaria.
A pesar de ser la primera humanoide, no es la primera robot guía del centro, ya que antes de ella un Nao ya ejercía también como guía del museo para niños.

La IA de los bufetes españoles

En el caso de los bufetes españoles, la IA Luminance es la protagonista. Esta plataforma, desarrollada en la Universidad de Cambridge, se autodefine como capaz de leer y comprender documentos legales en cualquier idioma. También encuentra información importante y anomalías sin ningún tipo de instrucción previa.

Uría y Menéndez y Pérez Llorca, junto a otros despachos de abogados europeos, son los principales ejemplos nacionales que han apostado por estos avances aplicando Luminace a sus rutinas.